Vivir con diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica (de larga duración) que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía.

La mayoría de los alimentos que come se convierten en azúcar (también llamada glucosa) que se libera en el torrente sanguíneo. El páncreas produce una hormona llamada insulina, que actúa como una llave que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía.

Si una persona tiene diabetes, su cuerpo no produce una cantidad suficiente de insulina o no puede usar adecuadamente la insulina que produce. Cuando no hay suficiente insulina o las células dejan de responder a la insulina, queda demasiada azúcar en el torrente sanguíneo y, con el tiempo, esto puede causar problemas de salud graves, como enfermedad del corazón, pérdida de la visión y enfermedad de los riñones.

Todavía no existe una cura para la diabetes, pero se puede reducir mucho el efecto que tiene sobre la vida si se practican hábitos de estilo de vida saludables, se toman los medicamentos según sea necesario, se obtiene información sobre el automanejo de la diabetes y no se falta a las citas con el equipo de atención médica.

  • La diabetes es la principal causa de insuficiencia renal, amputación de las extremidades inferiores y de ceguera en los adultos.
  • En los últimos 20 años, la cantidad de adultos con diabetes diagnosticada se ha más que triplicado a medida que la población ha envejecido y tiene más sobrepeso o es más obesa.

Tipos de diabetes

Existen tres tipos principales de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo).

La diabetes tipo 1 es causada por una reacción autoinmunitaria (el cuerpo se ataca a sí mismo por error) que impide que el cuerpo produzca insulina. Aproximadamente el 5 % de las personas que tienen diabetes tienen el tipo 1. Por lo general, los síntomas de esta diabetes aparecen rápidamente. Generalmente se diagnostica en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Las personas que tienen diabetes tipo 1, deben recibir insulina todos los días para sobrevivir. En la actualidad, nadie sabe cómo prevenir la diabetes tipo 1.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no usa la insulina adecuadamente y no puede mantener el azúcar en la sangre a niveles normales. La mayoría de las personas con diabetes (9 de cada 10) tiene la diabetes tipo 2. Es un proceso que evoluciona a lo largo de muchos años y generalmente se diagnostica en los adultos (si bien se está presentando cada vez más en los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes). Es posible que no sienta ningún síntoma; por lo tanto, es importante que se haga un análisis de sus niveles de azúcar en la sangre si está en riesgo. La diabetes tipo 2 se puede prevenir o retrasar con cambios de estilo de vida saludables, como bajar de peso si tiene sobrepeso, tener una alimentación saludable y hacer actividad física regularmente.

La diabetes gestacional aparece en mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes. Si usted tiene diabetes gestacional, su bebé podría estar en mayor riesgo de presentar complicaciones de salud. La diabetes gestacional generalmente desaparece después de que nace el bebé, pero aumenta el riesgo de que usted tenga diabetes tipo 2 más adelante en la vida. También hace más probable que cuando el bebé sea niño o adolescente sea obeso y que presente diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

Prediabetes

En los Estados Unidos, 84.1 millones de adultos (más de 1 de cada 3) tienen prediabetes y el 90 % de ellos no sabe que la tiene. La prediabetes es una afección grave en la que los niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal, pero no han llegado a niveles lo suficientemente altos para que se diagnostique la diabetes. La prediabetes aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad del corazón y derrame cerebral. Pero, a través del Programa Nacional de Prevención de la Diabetes encabezado por los CDC, puede aprender a hacer cambios prácticos en la vida real para reducir su riesgo de tener diabetes tipo 2 en hasta el 58 % (71 % si tiene 60 años o más).

Síntomas

Si tiene alguno de los siguientes síntomas de diabetes, consulte a su médico para que le haga un análisis del nivel de azúcar en la sangre:

  • Necesidad de orinar con mucha frecuencia, y también durante la noche
  • Mucha sed
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Mucha hambre
  • La visión borrosa
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies
  • Mucho cansancio
  • La piel muy seca
  • Llagas que cicatrizan muy lentamente
  • Más infecciones de lo habitual

Las personas que tienen diabetes tipo 1 también pueden tener náuseas, vómitos y dolor de estómago. Los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden aparecer en apenas unas semanas o meses y pueden ser intensos. Este tipo de diabetes generalmente aparece en los niños, los adolescentes o los adultos jóvenes, pero puede presentarse en personas de cualquier edad.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 generalmente van apareciendo a lo largo de varios años y pueden estar presentes por mucho tiempo sin que se noten (a veces no habrá ningún síntoma notorio). Esta enfermedad generalmente aparece en los adultos, aunque cada vez más se ve en los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes. Y, debido a que los síntomas son difíciles de identificar, es importante saber cuáles son los factores de riesgo y que consulte con su médico si tiene alguno.

La diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) generalmente aparece en la mitad del embarazo y no suele producir síntomas. Si está embarazada, debe hacerse una prueba para detectar la diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 del embarazo. De esa manera podrá hacer los cambios necesarios para proteger su salud y la del bebé.

Detección

Necesitará hacerse un análisis del azúcar en la sangre para determinar con certeza si tiene prediabetes, diabetes tipo 1diabetes tipo 2diabetes gestacional. La prueba es sencilla y, por lo general, los resultados estarán disponibles rápidamente.

Diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y prediabetes

Su médico le indicará uno o más de los siguientes análisis de sangre para confirmar el diagnóstico:

A1C
Esta prueba mide el nivel promedio de azúcar en la sangre de los 2 o 3 meses anteriores. Los valores de A1C inferiores a 5.7 % son normales, los valores entre 5.7 y 6.4 % indican que tiene prediabetes y los valores de 6.5 % o mayores indican que tiene diabetes.

Azúcar en la sangre en ayunas
Esta prueba mide el nivel de azúcar en la sangre después de ayunar (no comer) toda la noche. Los valores de azúcar en la sangre en ayunas de 99 mg/dl o menores son normales, los de 100 a 125 mg/dl indican que tiene prediabetes y los de 126 mg/dl o mayores indican que tiene diabetes.

Prueba de tolerancia a la glucosa
Esta prueba mide sus niveles de azúcar en la sangre antes y después de beber un líquido que contiene glucosa. Tendrá que ayunar (no comer) la noche anterior a la prueba y le extraerán sangre para determinar sus niveles de azúcar en la sangre en ayunas. Luego tendrá que beber el líquido y le revisarán los niveles de azúcar en la sangre 1 hora, 2 horas y posiblemente 3 horas después. Los valores de azúcar en la sangre de 140 mg/dl o menores a las 2 horas se consideran normales, los valores de 140 a 199 mg/dl indican que tiene prediabetes y los de 200 mg/dl o mayores indican que tiene diabetes.

Prueba de azúcar en la sangre no programada
Esta prueba mide su nivel de azúcar en la sangre en el momento en que se hace la prueba. Puede hacerse esta prueba en cualquier momento y no es necesario que esté en ayunas (sin comer) antes de hacérsela. Los valores de azúcar en la sangre de 200 mg/dl o mayores indican que tiene diabetes.

Si los resultados de la prueba indican que tiene diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 o diabetes gestacional, pídale a su médico un plan de tratamiento detallado —que incluya educación sobre el automanejo de la diabetes — y pregunte qué medidas específicas debe tomar para estar lo más sano posible.

Riesgo

  • Usted tiene riesgo de presentar prediabetes o diabetes tipo 2 si:
    • Tiene sobrepeso.
    • Tiene 45 años o más.
    • Uno de sus padres o uno de sus hermanos o hermanas tiene diabetes tipo 2.
    • Hace actividad física menos de tres veces a la semana.
    • Ha tenido alguna vez diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) o su bebé pesó más de 9 libras al nacer.
  • Se predice que la mitad de todos los hombres y mujeres hispanos y de las mujeres no hispanas de raza negra tendrán diabetes en algún momento de su vida.
  • Se cree que lo que causa la diabetes tipo 1 es una reacción autoinmunitaria (el cuerpo se ataca a sí mismo por error). Los factores de riesgo conocidos de la diabetes tipo 1 incluyen:
    • Que uno de los padres o uno de los hermanos tenga diabetes tipo1
    • La edad (es más probable que aparezca en los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes).
  • En los Estados Unidos, las personas de raza blanca tienen más probabilidades de tener diabetes tipo 1 que las afroamericanas y las hispanas o latinas.
  • Usted está en riesgo de tener diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo) si:
    • Tuvo diabetes gestacional en un embarazo anterior.
    • Dio a luz a un bebé que pesó más de 9 libras.
    • Tiene sobrepeso.
    • Tiene más de 25 años.
    • Tiene antecedentes familiares de diabetes tipo 2.
    • Tiene síndrome del ovario poliquístico.
  • La diabetes gestacional generalmente desaparece después de que nace el bebé, pero aumenta el riesgo de que usted tenga diabetes tipo 2 más adelante en la vida.
  • Los bebés que nacen de madres que tienen diabetes gestacional son más propensos a ser obesos en la niñez o adolescencia y a tener diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

Complicaciones

  • Las personas con diabetes tienen probabilidades dos veces mayores de tener enfermedad del corazón o un derrame cerebral que las personas que no tienen diabetes, y de tener estas afecciones a una edad más temprana.
  • La diabetes es la principal causa de insuficiencia renal, amputación de las extremidades inferiores y ceguera en los adultos.
  • Las personas que fuman tienen probabilidades entre el 30 y el 40 % más altas de tener diabetes tipo 2 que las que no fuman.
  • Las personas que tienen diabetes y fuman tienen más probabilidades de presentar problemas graves de salud, como enfermedad del corazón y enfermedad de los riñones.

Gracias a mejores tratamientos, las personas con diabetes viven ahora más tiempo y con una mejor calidad de vida que nunca. Si usted tiene diabetes, es importante que tome decisiones que los mantengan a usted y a sus seres queridos saludable.

Manténgase sano

Es muy importante que tome sus medicamentos para la diabetes según lo indicado. No tomar los medicamentos correctamente puede disminuir el nivel de glucosa y causar que la insulina de su cuerpo suba. Entonces los medicamentos se vuelven menos eficaces cuando se toman. Algunas personas reportan no sentirse bien como una razón para dejar de tomar sus medicamentos o no tomarlos según las indicaciones. Dígale a su médico si sus medicinas le hacen sentirse mal.

No deje de tomar sus medicamentos, porque su salud depende de ello.

This function has been disabled for Farmacias Cruz Verde.