Consejos para disfrutar del sol con seguridad: desde el protector solar hasta las gafas de sol

 

La FDA propone actualizar los requisitos de los protectores solares para asegurarse de que sean seguros y efectivos para un uso regular y brindar la protección que los consumidores esperan.

Es importante proteger la piel de los daños ocasionados por el sol durante todo el año, sin importar el clima.  La exposición al sol puede causar quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel (como manchas, arrugas, etc.), daño a los ojos y cáncer de piel.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) continúa evaluando los productos de protección solar para garantizar que sus ingredientes activos sean seguros y eficaces, y  que los filtros solares disponibles ayuden a proteger a los consumidores de las quemaduras de sol,  y para los de amplio espectro con valores FPS por lo menos de 15, del cáncer de piel y el envejecimiento prematuro de la piel ocasionado por el sol, cuando se usa como se indica, junto con otras medidas de protección solar.

Reduzca su riesgo de sufrir quemaduras, cáncer de piel y envejecimiento prematuro a causa del sol

El daño solar al cuerpo es causado por una radiación ultravioleta (UV) invisible. Las quemaduras de sol son un tipo de daño a la piel ocasionado por el sol. El bronceado también es una señal de que la piel está reaccionando a una radiación ultravioleta potencialmente perjudicial, al producir una pigmentación adicional que ofrece cierta protección (aunque con frecuencia insuficiente) contra las quemaduras de sol.

Pasar tiempo en el sol aumenta el riesgo de contraer cáncer o sufrir un envejecimiento prematuro de la piel. Personas de todas las tonalidades de piel corren el riesgo de sufrir este daño, se puede reducirlo al:

  • Limitar el tiempo que pasa en el sol, sobre todo entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m., cuando los rayos del sol son más intensos.
  • Vestir ropa que cubra la piel expuesta al sol, tal como camisas de manga larga, pantalones, gafas de sol y sombreros de ala ancha.
  • Usar protectores solares de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de 15 o más regularmente 30 a 50 y según las indicaciones (los protectores solares de amplio espectro ofrecen protección contra los rayos UVA y UVB, dos tipos de radiación ultravioleta que emite el sol).

Siempre lea la etiqueta para asegurarse de usar el protector solar correctamente y consulte a un profesional de la salud antes de aplicarlo a bebés menores de 6 meses.

En muchos casos está contraindicado exponer un niño menor de 6 meses al sol.

En general, la FDA recomienda que use un protector solar de amplio espectro con un FPS de 15 o más, incluso en días nublados.

Aplique el protector solar generosamente a toda la piel descubierta, sobre todo la de la nariz, las orejas, el cuello, las manos, los pies y los labios (pero evite que entre a la boca o los ojos).

Vuelva a aplicar por lo menos cada dos horas. Aplíquelo con más frecuencia si está nadando o sudando (lea la etiqueta de su protector solar específico; un adulto o niño de tamaño promedio necesita por lo menos una onza de protector solar, aproximadamente la cantidad necesaria para llenar un vaso tequilero, para cubrir el cuerpo de manera uniforme).

Si no tiene mucho cabello, aplique protector solar en la coronilla o use un sombrero.

Ningún protector solar bloquea completamente la radiación ultravioleta y es necesario tomar otras precauciones, tales como vestir ropa protectora, gafas de sol y permanecer en la sombra.

Ningún protector solar es resistente al agua.

Tenga en cuenta:

Ciertos protectores solares están aprobados por la FDA como nuevos medicamentos; otros son comercializados de venta sin receta (OTC, como también se les conoce en inglés).

Los filtros solares están disponibles en presentaciones tales como lociones, cremas, barras, geles, aceites, mantecas, pastas y aerosol.

Es importante leer la etiqueta de los protectores solares

Aunque los rayos UVB son la causa principal de las quemaduras de sol, tanto los rayos UVA como los UVB contribuyen al cáncer de piel. Todos los filtros solares protegen contra los rayos UVB, pero sólo los de amplio espectro también han demostrado brindar protección suficiente contra los rayos UVA para reducir el riesgo de sufrir cáncer de piel y un envejecimiento prematuro de la misma causados por el sol cuando se usan según las indicaciones, en conjunción con otras medidas de protección contra el sol.

Los factores de riesgo sobre los efectos nocivos de la radiación UV

Recuerde que las personas de todas las tonalidades de piel corren un riesgo potencial de sufrir quemaduras de sol y otros efectos dañinos de la radiación ultravioleta, por lo que siempre debe protegerse. Tenga especial cuidado si:

  • su piel es blanca
  • tiene cabello rubio, rojo o marrón claro
  • ha recibido tratamiento para el cáncer de piel
  • un familiar ha padecido cáncer de piel
  • Si toma medicamentos, consulte con su profesional de la salud sobre las precauciones para protegerse del sol. Algunos medicamentos pueden aumentar la sensibilidad al sol. Incluso en un día nublado, hasta el 80 por ciento de los rayos ultravioleta del sol pueden atravesar las nubes. Permanezca en la sombra tanto como sea posible.

La FDA tiene el compromiso de garantizar que haya disponibles productos de protección solar seguros y eficaces para uso del consumidor proponiendo:

  • Nuevo requisito de que todos los productos de protección solar con valores FPS de 15 en adelante deben ser de amplio espectro.  
  • Los valores del FPS deben aparecer en la etiqueta para que los consumidores puedan comparar y elegir los protectores solares con mayor facilidad.
  • Aumentar el valor FPS máximo propuesto, de más de 50 (FPS 50+), a más de 60 (FPS 60+).

Detalles para tener en cuenta:

El punto crucial de una protección solar óptima no es únicamente el factor de protección, sino el uso adecuado del producto y los hábitos sensatos de exposición solar.

De hecho, los organismos reguladores de Europa y Australia ya han limitado por ley el FPS de los protectores solares y en las etiquetas solo se puede poner 50+ (igualando a aquellos que prometen un FPS de 60, 80, 100 o dos millones).

Por otra parte, el FPS solo hace referencia a los rayos UVB. Si nuestro protector no dice que es “de amplio espectro” o específicamente indica que protege contra rayos UVA sigue siendo una protección insuficiente.

Proteja sus ojos usando anteojos para el sol

La luz que refleja la arena, el agua o incluso la nieve aumenta la exposición a la radiación ultravioleta, así como su riesgo de sufrir problemas de la vista.

Ciertos anteojos para el sol pueden ayudar a proteger sus ojos.

Al usar gafas de sol:

  • Elija gafas oscuras con un índice de protección UVA/UVB del 100% para obtener la mayor protección contra los rayos ultravioleta.
  • No confunda las gafas de sol con un polarizado oscuro con una mayor protección UV. Lo oscuro de los lentes no indica su capacidad para proteger sus ojos de los rayos ultravioleta. Muchas gafas de sol con un polarizado de color claro, como verde, ámbar, rojo y gris, pueden ofrecer la misma protección ultravioleta que los lentes muy oscuros.
  • Los niños deben usar gafas de sol que indiquen el nivel de protección ultravioleta. Las gafas de sol de juguete pueden no ofrecer protección UV, así que asegúrese de buscar la etiqueta de protección ultravioleta.
  • Considere la posibilidad de usar armazones grandes, de estilo envolvente, que pueden proporcionar una protección UV más eficaz porque cubren toda la cuenca del ojo.
  • Si usa lentes de contacto, póngase gafas para el sol que ofrezcan protección contra los rayos ultravioleta.
  • Sepa que las gafas de sol son más eficaces cuando se usan junto con un sombrero de ala ancha y protector solar.

Fuente: https://medlineplus.gov/spanish/sunexposure.htmlente

https://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ConsumerUpdatesEnEspanol/ucm304650.htm

https://www.who.int/features/qa/40/es/

11/03/2019

This function has been disabled for Farmacias Cruz Verde.