Previous
Next

Estornudos y Picazón, Causas de las Alergias

Las alergias son la respuesta del organismo de algunas personas al contacto con ciertas sustancias que no afectan a otras. Entre ellas está el polen, ácaros del polvo, esporas de moho, alimentos o incluso medicinas. Esta respuesta alérgica suele presentarse cuando el sistema inmunitario detecta sustancias que le son extrañas y se defiende a sí mismo de la misma manera que lo haría contra bacterias o virus. El sistema inmunitario protege al cuerpo de sustancias nocivas, pero también reacciona ante sustancias inofensivas para la mayoría de la gente, llamadas alérgenos. El resultado de que el cuerpo considere peligrosa alguna sustancia es que reacciona haciendo un anticuerpo llamado IgE para defenderse en contra del alérgeno. Esta reacción provoca los síntomas de alergia.

Causas de la Alergia

Las alergias son muy comunes. Pueden originarse a causa del medio ambiente aunque también son hereditarias. Si ambos padres tienen alergias, existe una alta probabilidad de que los hijos también las tengan.

Las personas alérgicas tienden a ser sensibles a más de una cosa. Muchas reacciones alérgicas son leves, mientras que otras pueden ser graves y potencialmente mortales. Pueden estar limitadas a una pequeña área del cuerpo o pueden afectarlo todo.

Hay diversos grados que van de leves a severas. La forma más grave de alergia se llama anafilaxia o shock anafiláctico.
La primera exposición puede producir solo una reacción leve. Las exposiciones repetitivas pueden llevar a reacciones mucho más graves. Una vez que la persona ha tenido una exposición o una reacción alérgica (está sensibilizada), incluso una exposición muy limitada a una cantidad muy pequeña del alérgeno puede desencadenar una reacción grave.

Síntomas de la Alergia
Las alergias pueden provocar una serie de síntomas como goteos nasales, estornudos, picazón, sarpullidos, edema (hinchazón) o asma.
Los médicos usan pruebas de piel y sangre para diagnosticar las alergias. Los tratamientos incluyen medicinas, inyecciones y evitar las sustancias que las causan. Muchas veces se recomienda evitar ciertos alimentos o mantener un régimen de limpieza para evitar que se acumule el polvo o los ácaros en la casa de quienes padecen de alergias.